CARTA DE LA NOCHE

Por la noche el ambiente cambia, el sol se esconde las velas se encienden, las flores de los jardines y la buena música, nos preparan para recibir un menú de diferentes culturas. La cocina catalana, italiana y francesa es la base de todas las recetas fusionadas a los sabores norteños.

Son memorables las entradas: la tempura de langostinos y mollejas, el carpaccio de llama con alcaparras, brie, nueces y mermelada de limón, o la ensalada de quinoa, lentejas, queso de cabra y verdes.

Los platos principales no dejan de sorprendernos: lomo de ternera con papines andinos y chimi-churri a base de flores y demi-glace; un delicioso risotto es en sus dos variantes, el de queso y ragú de cabrito o el de hongos, shimeji, funghi Porcini y tomates secos de la huerta, una muestra de la creatividad de nuestro chef es la bondiola de cerdo con pesto de menta y puré de manzanas.

Los postres, nos deleitan con frutas de estación y helado de albahaca; peras al Malbec con increíble crema de lavanda; zabayone, suspiro limeño y sorbet de torrontés con mermelada de frutos rojos; y para los amantes del chocolate, la mousse de tres intensidades es lo mejor.

Otras Cartas